Juegos de negocios en las aulas

¿Por qué los juegos de simulación?

A) Hay que dar una importancia particular a los planteamientos didácticos basados en la solución de problemas concretos.

1. Los juegos de simulación reproducen, bajo una forma simplificada y didáctica la naturaleza compleja de los problemas sociales.

2. La situación de juego puede dar cuenta de los diversos factores que intervienen -naturales, sociales, culturales, etc. …- así como de los diferentes valores, intereses, actitudes, tipos de comportamiento de los diferentes actores sociales. Se crea un escenario adecuado para la interdisciplinariedad.

3. En el juego se da al alumnado la ocasión de experimentar la duda, la complejidad, el placer de la implicación y la investigación, el riesgo de la elección, etc. … al mismo tiempo que la adquisición y utilización de conocimientos. Todo ello en relación con la toma de decisiones.

B) El juego de simulación permite fácilmente poner de manifiesto los valores, las actitudes, las finalidades, las ideologías . . . desvelando lo oculto, permitiendo la actuación sobre ello (análisis, crítica y transformación). Permite potenciar lo que el proceso de enseñanza-aprendizaje debe y puede tener de entrenamiento para la acción. Implica, por tanto, una ruptura con el modo tradicional de entender el saber, la ciencia, . . .

C) El juego de simulación permite el entrenamiento en la resolución noviolenta de conflictos, tanto en su fase de análisis como en la elaboración de estrategias y en el conocimiento práctico de determinadas tácticas específicas de la noviolencia.

D) Permite también el conocimiento integral (datos, conceptos, teorías, valores, procedimientos y habilidades intelectuales) de los conflictos que más afectan a nuestro mundo actual, no sólo en su situación presente, sino también en sus raíces históricas, lejanas o próximas.

E) También hace posible la experiencia de la vida del grupo, orientada a analizar situaciones, tomar decisiones y asumir responsabilidades colectivamente. Es muy importante hacer notar aquí la ruptura de la polarización estudiante-enseñante, para pasar a la posición de grupo, con enseñante, que aprende.

F) En esta vida del grupo y en la participación en su actividad de aprendizaje el individuo puede desarrollarse en la noviolencia, como persona que vive alternativamente.

Texto tomado del libro: EDUCAR PARA LA NOVIOLENCIA.

Esta entrada ha sido publicada en General. Enlace de la publicación.

Deja un comentario

show
 
close